rutas_cabañeros
Vista de Cabañeros desde el Mirador de Las Becerras

Cabañeros fue declarado Parque Nacional en el año 1995 y desde entonces han sido muchos los logros alcanzados que han contribuido a que este enclave de los Montes de Toledo celebre su 20 aniversario gozando de una excelente salud. Declarado de interés general de la Nación por constituir una de las mejores representaciones de los bosques mediterráneos de España, Cabañeros sopla sus veinte años con el respaldo de 1,3 millones de visitas en estas  dos últimas décadas.

Una cifra que llena de satisfacción al actual director del parque, Carlos Rodríguez Vigal, quien indica que cada año reciben un mayor número de visitas. Fiel reflejo de ello es que el año pasado se cerró con el registro de 88.196 turistas, lo que supone un ligero incremento con respecto al año anterior. Tendencia al alza que se prevé lograr también este año, ya que hasta finales de octubre casi 84.500 personas pasaron por este espacio natural, unas 8.000 más que en las mismas fechas de 2014, por lo que todo apunta a que «este sea uno de los años con más visitantes desde que se declaró parque nacional». Incremento que Rodríguez Vigal achaca a la progresiva apertura de equipamientos de uso público y la ampliación de rutas guiadas a pie y en vehículo, pues recuerda que fue en 1998 cuando con la apertura de la ruta del Boquerón del Estena y la ampliación del servicio de 4×4 se produjo el principal salto en cuanto a visitantes con un ascenso de 20.000.
Entre los grandes logros de la gestión realizada en Cabañeros durante todos estos años, su director destaca «la consolidación de una de las mayores colonias de buitre negro en el mundo», una de las aves calificadas como «vulnerable» en el Catálogo de Especies Amenazada. Así en 1995, el parque nacional tenía 82 parejas reproductoras y en el último censo de este año ascendieron a 169. Junto al buitre negro, el águila imperial ibérica, ave en peligro de extinción que ha pasado de tener una pareja reproductora en los inicios de la declaración como parque nacional a cuatro parejas en este año.
Pero la categoría de Parque Nacional no sólo ha traído consigo un revulsivo en la fauna y en el turismo sino también en el desarrollo socioeconómico, ya que su declaración ha supuesto «una importante inyección monetaria a la comarca en forma de empleos directos, indirectos y subvenciones». De esta forma, los seis municipios que conforman el área de influencia socioeconómica (Alcoba de los Montes, Horcajo de los Montes, Navas de Estena y Retuerta del Bullaque en la de Ciudad Real, y Los Navalucillos y Hontanar en la provincia de Toledo) se han beneficiado de más de once millones de euros repartidos en 548 actuaciones. Mientras en relación a los puestos de trabajo, en la actualidad trabajan en el parque un total de 156 personas, repartidas en funciones como vigilancia, guías, mantenimiento, limpieza o incendios, procedentes en su mayoría de las poblaciones que rodean al parque. Riqueza que se refleja además en otros ámbitos como en el empresarial, ya que los datos aportados por el parque reflejan el impulso que ha tenido su declaración en el registro de empresas durante estos años, ya que a finales de los años 90 existían alrededor de una decena de alojamientos de turismo rural contando a día de hoy con casi 60. Esto, en número de plazas supone una ascenso de 148 a 1.231 en los municipios que conforman el parque.

Cuestiones pendientes.

Si los logros alcanzados han tenido su protagonismo en todos estos 20 años, no menos importancia tienen aquellas acciones por las que se está trabajando en la actualidad. Entre ellas, el director del Parque Nacional de Cabañeros, Carlos Rodríguez Vigal, destaca, el Plan Rector de Uso y Gestión del parque, cuyo borrador «está muy avanzado» esperando que «en poco tiempo salga a información pública». Pero en cuanto a la recuperación de espacios, Rodríguez Vigal, señala el asentamiento del lince ibérico en el parque como uno de los retos que está a punto de finalizar. «El felino más amenazado del mundo que desapareció de este territorio a finales del siglo pasado», por lo que desde 2011 Cabañeros participa en el programa Life+Iberlince, encaminado a reintroducir poblaciones estables de esta especie en sus territorios históricos, como los Montes de Toledo.
Acciones, proyectos y cifras que han contribuido a que a pesar de su ‘mayoría de edad’ el Parque Nacional de Cabañeros sea aún un parque joven y lleno de vitalidad  para llegar a festejar en 2025 sus 40 años como parque.

www.casarurallasbecerras.com
www.casarurallasbecerras.com
Cabañeros celebra sus 20 años con más de un millón de visitas
Etiquetado en: