‘El Cavino de Santiago’: un viaje de nueve días uniendo el camino de Santiago y el vino. Y visitando bodegas de las Denominaciones de Origen por las que transcurre la ruta.

El sumiller Enrique López (ganador del Gourmand Cookbook Awards al mejor libro de vinos de España en digital) retoma por segundo año esta iniciativa innovadora tras la acogida del pasado año.

Durante ocho días de viaje el participante recorre cinco etapas no consecutivas del Camino francés, el Camino de levante y el Camino de invierno. Paralelamente el caminante se sumerge en el mundo de la enología visitando cinco bodegas con denominación de origen: Rioja, Ribera del Duero, Toro, Bierzo y Ribeira Sacra.

“Si quieres aprender, experimentar, descubrir y conocer el universo que rodea a nuestros mejores vinos, tu camino es este” afirma Javier López, participante el año pasado de El Cavino.

El Camino de Santiago y el vino

La vinculación entre el Camino de Santiago y el mundo vinícola se remonta a los inicios de la historia vitivinícola mundial. Gracias a los peregrinos y también a los monjes que vinieron a España a repoblar o cristianizar la península, llegaron a España innumerables cepas. Por ello, las zonas de producción del área de influencia de dichos monasterios deben mucho al Camino.

El cavino permite disfrutar de un viaje al pasado combinado con el disfrute de la experiencia enológica y culinaria, visitando cinco bodegas: Bodegas David Moreno (Rioja), Bodegas Portia (Ribera del Duero), Museo del vino de Pagos del Rey (Toro), Bodegas Godelia (Bierzo) y Adegas Vía Romana (Ribeira Sacra).

Experiencias únicas

La experiencia incluye comer en una bodega, dormir a los pies de la catedral de Burgos en un antiguo palacio o despertar junto a un histórico castillo templario. Podrás caminar entre las viñas riojanas y alojarte en Valladolid en el hotel Marqués de la Enseñada. ¿La etapa final? Llegar a Santiago, a la Plaza del Obradoiro y descansar en el genuino Hostal de los Reyes Católicos.

Los amantes del Camino de Santiago, la cultura y la gastronomía ya pueden compartir un viaje lleno de experiencias en las provincias de Logroño, Burgos, Valladolid,  León, Lugo y Santiago de Compostela. Así ha nacido ‘el cavino’.

“Cuando mis amigos me preguntan ¿qué tal el cavino? No tengo palabras para describir todo lo que me ha aportado: descubrir el mundo del vino ha sido increíble. Cada etapa tenía una recompensa y cada bodega nos aportaba algo diferente, un nuevo olor, un nuevo sabor, y un disfrute de la gastronomía típica de cada lugar. Sin conocernos de nada la magia del vino hizo que a las pocas horas fuésemos una pequeña gran familia” añade Andrés.

Cada una de las etapas tiene una media de 15 kilómetros: «Son para disfrutar, no para sufrir».

Etapas 

Logroño – Navarrete
Burgos – Tardajos
Villafranca del Duero – Toro
Ponferrada – Cacabelos
Piñeiro – Belesar
Lavacolla – Santiago de Compostela

 

 

Cómo hacer el camino de Santiago a través del vino