El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado el Plan de Inspección de Turismo para 2016, que, entre otros objetivos, pretende detectar aquellos alojamientos turísticos ilegales y guías que no estén en posesión de la preceptiva habilitación como guía de turismo oficial.

El Gobierno regional pretende así elevar el nivel cualitativo de la oferta turística de esta comunidad autónoma, asesorando y subsanando las deficiencias, irregularidades o carencias en que puedan incurrir las empresas del sector. Además de detectar los servicios que se desarrollen en la clandestinidad, entre otros.

Entre las actuaciones inspectoras contempladas se pondrá en el punto de mira a los alojamientos que carezcan de la preceptiva inscripción en el Registro de empresas y establecimientos turísticos deCastilla-La Mancha.

Se llevará a cabo un estudio sistemático de la información obtenida por medios físicos, a través de internet o por aplicaciones de dispositivos móviles, al tiempo que se analizarán las denuncias que pudieran presentarse sobre la actividad de los mismos.

Ana Isabel Fernández Samper, directora de Turismo de Castilla-La Mancha.

Ana Isabel Fernández Samper, directora de Turismo de Castilla-La Mancha.

También se pretende detectar a las personas físicas o jurídicas que desarrollen la actividad de alojamiento turístico en la región sin dicha inscripción.

Se prestará especial atención a los establecimientos que presten actividad de alojamiento ilegal relacionado con el turismo cinegético, en las ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad, en los conjuntos históricos artísticos, así como en los ámbitos de influencia de los espacios naturales protegidos.

Las inspecciones también tratarán de detectar a aquellas personas que, sin hallarse en posesión de la preceptiva habilitación como guía de turismo oficial, prestan el servicio de información turística en las citadas ciudades, en los bienes de interés cultural (especialmente en los conjuntos históricos artísticos y en los monumentos más relevantes) y en los museos.

Se han previsto visitas a estos lugares para comprobar si aquellas personas que prestan el servicio de información turística cuenta con la hatilación correspondiente. Esta medida no se aplicará a aquellas actividades en donde se realicen rutas gastronómicas, enológicas o teatralizadas.

Castilla-La Mancha pone en marcha un nuevo plan de inspección turística