El calendario ha hecho que en 2016 la Fiesta del Trabajo sea en domingo. Por este motivo algunas comunidades como Andalucía, Aragón, Asturias, Canarias, Castilla y León y Extremadura lo trasladaron al lunes teniendo así un día más festivo.

En este sentido, los hoteles con encanto fueron una oportunidad estupenda para pasar estas jornadas de festejo. Según el portal www.selectahotels.com Andalucía fué la región con más visitas en este tipo de establecimientos con un 24.24% de las reservas. Más alejada y en segundo lugar aparece Castilla y León (14.35%) seguido por La Rioja (8.94%). Cierran el top 5 Castilla-La Mancha (8.47%) y Comunidad Valenciana (7.76%).

En cuanto a las provincias con más demanda para estas fechas, es interesante destacar a La Rioja (8.47%), Málaga (5.88%), Cantabria (5.41%), Cádiz (5.41%), Cáceres (5.41%), Alicante (4.24%), Almería (3.29%), Toledo (3.29%), Girona (3.06%) y Soria (2.82%). Se puede apreciar que el viajero tiene cierta prioridad por destinos costeros, estando 6 de estos destinos top, en provincias litorales.

Terminamos con las preferencias de los viajeros en términos municipales. En este sentido los turistas se decantan por capitales de provincia, en lugar de por pueblos. Toledo, Valencia, Córdoba, Logroño, Cáceres Granada, Madrid y Sevilla ocupan las primeras posiciones.

Aumento del turismo rural en Toledo

Por otro lado, las pernoctaciones en los alojamientos de turismo rural de la provincia de Toledo han aumentado un 63 por ciento durante los dos primeros meses del año 2016 en relación con el mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar las 9.143.

Consolidación en Castilla-La Mancha

Por su parte, Fernández Samper ha celebrado que “el turismo rural en la provincia de Toledo y en toda Castilla-La Mancha se consolida día a día como un atractivo muy potente, con una oferta variada y de calidad que está calando entre los viajeros, tanto nacionales como extranjeros, fortaleciéndose como una importante fuente de riqueza y empleo para la región”.

Así, ha afirmado que Castilla-La Mancha “resulta altamente atractiva por la rica la diversidad” que ofrece al conjugar el turismo gastronómico, el turismo de naturaleza y el turismo patrimonial y cultural.

En la actualidad, la provincia de Toledo cuenta con 247 casas rurales, de las cuales 147 están reconocidas con una espiga, 61 con dos espigas y 39 con tres espigas.

Asimismo, existen dos albergues rurales, un alojamiento rural singular, seis campings y una explotación de agroturismo.

Castilla-La Mancha, en el Top 5 de ocupación en el pasado puente de mayo