migas-del-pastor-610x225Un mes, un producto y centenares de actividades son las bases sobre las que se asienta el programa de la capitalidad gastronómica de Toledo. La alcaldesa explicó, durante la presentación de la web en FITUR que, aunque la programación se desgranará trimestre a trimestre, puede adelantar las líneas generales que ya se pueden ver en su página web y alguna actividad puntual como «dos importantes exposiciones» y un concierto «para los más jóvenes».

Durante el mes que ya está empezado y con la carne de matanza como protagonista, se llevará a cabo una brocheta popular toledana en la que «todos los toledanos están invitados a una degustación de brocheta y vino de La Mancha en la Plaza del Ayuntamiento», argumentó.
Llegado febrero, la alcaldesa confirmó que será el turno de la carne de caza gracias a cenas románticas, un carnaval con «premio gastronómico»  y unas jornadas de alta cocina en miniatura. Dentro de su programa mensual de degustaciones, los toledanos tendrán la posibilidad de disfrutar de un plato de carcamusas con vinos D.O en la plaza del Ayuntamiento.
La Cuaresma marcará el mes de marzo y centrará sus actividades en los guisos de este tiempo. Con un concurso de repostería y la primera Jornada del Puchero y la Cazuela de Cuaresma, Toledo recibirá una Semana Santa en la que los patios de la capital también se dejarán embaucar por el guiso.
Como explicó Milagros Tolón, la ciudad no sólo hablará de Gastronomía en este 2016 y se acordará también de sus eventos culturales, en el caso de abril este ‘capote’ le llegará al centenario de la muerte de Cervantes. Serán el jamón y el queso el producto que representará al mayor escritor de la lengua española y, con concursos de corte de jamón y jornadas de teatro callejero, Toledo buscará hacerse un hueco entre las miles de actividades que engalanarán al grande de las letras. Cenas cervantinas y la primera feria regional de los sabores, que se desarrollará en el Casco, completarán el programa.
Mayo y la fiesta más grande de Toledo, el Corpus Christi, serán los responsables de un homenaje a una de las carnes más nobles de la región: el cordero. Una feria del libro dedicada a la gastronomía, más encuentros en torno a la cuchara y a la cerveza son algunas de las pinceladas del programa.
Aunque el programa de actividades no es muy concreto a partir del segundo trimestre, sí se sabe que junio será el mes del azafrán y que se relacionará con eventos concretos como el Festival de Músicas del Mundo o el I Concurso Internacional de la Tapa. Además, con la llegada del buen tiempo Toledo acogerá un encuentro de foodtruck (los camiones de comida ambulante que tan de moda están este año).
En Julio el escabeche será el producto principal y se realizará un concurso popular de gazpachos así como una semana de cerveza artesana. El festival poético Voix Vives buscará impulsar el producto de la huerta del tajo en agosto así como, durante septiembre, le tocará el turno al pan y el vino. Por ese motivo, la alcaldesa concretó que Luz Greco centrará su proyección en el aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes y en la capitalidad gastronómica.
La artesanía y el vino se aunarán en octubre  con unas cenas que aglutinarán ambos aspectos y unas jornadas de cazuela micológicas que coincidirán con la celebración de FARCAMA. Además, y coincidiendo con la Semana de la Juventud, se está preparando un concurso gastronómico de «jóvenes talentos de Toledo».
La caza volverá en noviembre con el festival de cine CiBRA en el que concurrirán los chefs toledanos para reinventar el clásico concepto de las palomitas de maíz. Además, este mes coincide con el XXX Aniversario de Toledo como Ciudad Patrimonio de la Humanidad y se celebrará la XVII Jornada de la Tapa de Toledo, dedicada en esta ocasión al aceite de los montes de Toledo y la caza, también de la zona.
Por último, la capital se despedirá de su título con un toque agridulce gracias al mazapán que podrán el azúcar a la despedida. Será en ese momento cuando las tres culturas, gracias a eventos como la Navidad y hannuka, se fundirán con el broche de oro de un año ‘para chuparse los dedos’.
El Luz Greco será en septiembre y “hablará” de Miguel de Cervantes y gastronomía