El vino más caro del mundo es «made in» La Mancha

Las Pedroñeras es conocida por ser la «capital del ajo», pero lo que muchos quizás no sepan es que en esta localidad conquense situada en plena llanura manchega se elabora el vino más caro y uno de los mejores del mundo. Una combinación de productos que alzan a este municipio al olimpo de la gastronomía mundial.

Este vino se puede encontrar en pocos lugares del planeta y el autor de esta joya, no solo por su precio sino también por su nombre, AurumRed, es Hilario García, bodeguero de Las Pedroñeras. Allí, fruto de su pasión por el vino, comenzó hace pocos años a introducir técnicas novedosas para sacar el máximo rendimiento de sus escasas tres hectáreas de viñedo.

Entre todos esos métodos, destaca su selección de las uvas, el control del viento y un sistema de riego que utiliza el ozono para proteger a las viñas de posibles enfermedades. Hilario García es economista de profesión, pero debido a su afición vitivinícola y a una enfermedad que padeció hace unos años en la médula ósea, decidió aplicar a sus viñedos la ozonoterapia, tratamiento que él recibió, para obtener vinos sanos y equilibrados. «Una vez que el agua con el que se riegan las viñas está ozonizada, está exenta de virus y bacterias y se evita que en la raíz se generen hongos, que pueden ser perjudiciales para la salud de la planta», afirma a ABC el responsable de la bodega.

Otra de las características destacadas por Hilario García es que es el único vino en el mundo que una vez descorchado no se avinagra pasados meses e incluso años. «Esta prueba se puede hacer abriendo una botella de cualquier vino tinto bebiendo lo que se crea conveniente y el resto dejar en botella con el corcho solo un poco puesto para que no entre suciedad», asegura. Además, según indica, girando la copa hacia la derecha tiene unos aromas y sabores y hacia la izquierda otros distintos, aunque aconseja los aromas y sabores girando hacia la derecha (dirección agujas del reloj).

Los vinos AurumRed, de producción limitada, salieron al mercado en 2009 y tienen su origen en los viñedos situados en el conocido como paraje del Cuervo, en Las Pedroñeras. Esta finca cuenta tan solo con 3.500 cepas de tempranillo o cencibel, cabernet sauvignon y sauvignon blanc. Allí, pendiente constantemente de sus viñedos, Hilario García, explica que «para obtener unos caldos óptimos lo que se hace es escoger las uvas siempre en planta durante casi diez selecciones».

Tres categorías14413868197586

Son tres los vinos que salen de esta bodega pedroñera: el AurumRed Serie Oro, vino tinto tempranillo autóctono 100% de cepas de más de 100 años del que solo se elaboran 300 botellas al año con un precio fijado de 17.000 euros cada una; el AurumRed Serie Plata, del que se producen 6.000 botellas y solo se venden la mitad por más de 400 euros cada una, aunque solo salen al mercado 3.000 botellas y, por último, su vino blanco sauvignon blanc, del que salen al mercado las 3.000 botellas que hacen.

Unos pocos restaurantes y tiendas exclusivas de España, Estados Unidos y China son los únicos que pueden presumir de tener en sus estanterías estos vinos. Además, subraya Hilario García, «cada botella es original y se pensó muy bien como impedir que alguien pueda copiarlas, por lo que su diseño está patentado en todo el mundo». De hecho, se hacen en Italia en una fabrica especial donde los moldes son propiedad de AurumRed.

El vino mas caro del mundo es “made in” La Mancha