Los Navalucillos de Toledo
Los Navalucillos (Toledo)

En España ya hay más de 17 millones de internautas que compran online y el 53,4% de los viajeros reserva alojamiento en la red. Además, el 74,4% de nuestros hogares tiene conexión a internet y España es el país europeo líder en penetración de smartphones, con un 80% de este tipo de dispositivos. Datos que deben animar a los profesionales del turismo rural a mejorar su presencia y posicionamiento en internet y redes sociales, para captar y fidelizar al viajero.

Y es que el presente y futuro del turismo rural pasa por este escaparate, en el que propietarios de casas y hoteles rurales han de seguir algunas pautas, como aconsejan expertos en internet, social media, marketing online, comunicación digital y blogs de viajes.

Según estos, las ocho claves del desarrollo del turismo rural en internet son:

1.- Aún falta información de calidad de zonas rurales, ya sea por parte de periodistas y blogueros de viajes, como por parte de destinos y establecimientos rurales. Aprovechar la localización geográfica para generar contenidos originales y únicos que sólo ellos pueden ofrecer, es la combinación ganadora del posicionamiento en Google para empresas turísticas.

2.- “Dame una experiencia que merezca la pena contar y la contaré”. En estos últimos años el cambio en el turismo rural ha venido de la mano de los usuarios que comparten sus vivencias y dan a conocer lugares que, quizá de otra forma, no se descubrirían. Cada vez buscamos destinos más exclusivos y nos decidimos según las recomendaciones de otros viajeros.

3.- El viajero es el protagonista y “hay que aprovechar el contenido que genera, sus historias, experiencias o fotografías”. Compartir con ellos en redes sociales y no tener miedo a las críticas permiten ofrecerles una mejor atención y fidelizarlos, pues las críticas pueden ser oportunidades para ello.

4.- Las redes sociales son fundamentales y deben ayudar a seducir, por eso hay que estar en las más visuales y en las que ayudar y atender al viajero: Facebook, Twitter e Instagram son imprescindibles para destinos y alojamientos.

5.- En internet no leemos, escaneamos, y por eso la comunicación pasa necesariamente por la imagen: “Instagram vale más que mil whatsapp”; “Las imágenes son el rock & roll de la información”. Por eso hay que utilizarlas para contar destinos y experiencias.

6.- Retener es mucho más barato que captar, por eso se debe analizar el funcionamiento de las webs turísticas: captar (cuántos usuarios llegan y de dónde); convencer (en qué sitios mantienen su interés y dónde deciden seguir navegando); y convertir (cuántos viajeros reservan online y cómo).

7.- Para ello hay que diferenciarse, transmitiendo las vivencias que hacen distinto a un destino o alojamiento, su paisaje, gastronomía, actividades, ofertas…. También utilizando Youtube, el segundo buscador a nivel mundial, que da muchas opciones para posicionarse a través de videos que cuentan experiencias.

8.- Brecha digital en entornos rurales: otro problema a salvar es el limitado acceso a internet en el mundo rural español, en servicios y velocidad. Así, la inversión en la red ha de hacerse pensando en qué canales digitales estar, como portales de alojamientos o agencias de reservas, desde los que llegar mejor al usuario. Por supuesto, centrándose más en la reserva online, un tema pendiente en el turismo rural y que facilitaría la llegada de más turistas internacionales.

En definitiva, el turismo rural ha de apostar por la mejora de la experiencia del viajero antes y después de sus escapadas.

Casa Rural Cabañeros | Las Becerras, Navalucillos, Toledo.

Ocho claves para el desarrollo del turismo rural en Internet